//
Estás en...

Destacado

Exvotos de la Ermita de Nuestra Señora de Allende (Ezcaray)

Ezcaray.jpg

Descripción del lugar (Ezcaray):

Ezcaray es un municipio de La Rioja, España. Se encuentra ubicado en la parte alta del valle del Oja al suroeste de la Comunidad.

Fue fundada en el siglo X por los reyes navarros con la intención de repoblar las zonas fronterizas. Su nombre proviene del término vasco “Aitz-Garai“, que significa peña alta, el nombre hace referencia a “la picota de San Torcuato”, una peña característica de unos 200m de altura que se alza en la entrada del valle. Al repartir Sancho III los reinos entre sus hijos, cae en manos del heredero del reino de Navarra, García Sánchez III. En 1076 fue anexionado a Castilla, porque Alfonso VI de Castilla aprovechó el vacío creado tras el asesinato de Sancho Garcés IV por parte de su hermano.

El 24 de abril de 1312, el rey castellano Fernando IV le concedió un Fuero “al valle de la villa de Ojacastro, Ezcaray e Zorraquín e Valgañón”, cuya intención seguía siendo repoblar esta zona, fronteriza con el Reino de Navarra. Siguió vigente hasta la retirada de los fueros en 1876 tras la Tercera Guerra Carlista.

El valle fue hasta el siglo XIV un reducto del idioma vasco que en zonas más llanas de La Rioja se había perdido en siglos anteriores. Se da la circunstancia de que en el siglo anterior, la justicia castellana reconoció a los habitantes del cercano pueblo de Ojacastro el derecho a declarar en este idioma en los juicios, por ser hablado en la zona.

En el siglo XV el valle de Valdezcaray fue mayorazgo del Señor Pedro Manrique de Lara. En el siglo XVIII el rey Carlos III fundó la Real Fábrica de Paños, a la cual siguieron otras tantas pequeñas industrias, que dieron bastante auge hasta los años 50 del siglo XX, tiempos en los que ya no fueron rentables.

Durante la guerra de la independencia española las tropas francesas se establecieron en Pancorbo exigiendo al ayuntamiento de Ezcaray utensilios y demás enseres para la guerra de Portugal. La villa cedió a las exigencias francesas con el propósito de no establecerse en el valle del Oja. Cada vez la solicitud cada vez se hacia mayor, y además las tropas napoleónicas se habían establecido en Santo Domingo de la Calzada. Ezcaray se vio inmersa en un gran déficit, debiendo vender terrenos, como por ejemplo, el prado del Cardizal o utilizando los bienes de la cofradía de la Virgen de Allende para poder cumplir con el debido pago. Al final varios contingentes acabaron estableciéndose en la villa produciendo daños en la industria local. En 1809 las tropas del general Bartolomé Amor Pisa liberaron la villa, sumiendola en la destrucción.

Pasado esto, llegó una leve depresión, pero la economía local se reactivó en pocos años con la explotación del turismo (destacando la apertura de la estación de invierno de Valdezcaray) y por la creación de cooperativas de muebles y butacas, situando al pueblo en buena situación en la actualidad. En el pasado el valle también fue apreciado por sus minas de mineral de hierro e incluso pequeños yacimientos de oro, y la explotación de la ganadería sigue vigente, aunque en retroceso.

Retablo_de_la_ermita_de_Allende.jpgP4103679.JPGP4103680.JPG

La ermita:

El edificio actual de la ermita es del siglo XVII, pero la imagen de la virgen es gotica, del XIV. Es un edificio en sillería y mampostería, con planta de cruz latina, cúpula sobre crucero y bóvedas de lunetos.

El ultimo domingo de Agosto o el primero de Septiembre se baja procesionalmente la Virgen de Allende a la parroquia, donde se le hace solemne y devota novena. Su fiesta se celebra el 24 de Septiembre; por la tarde se devuelve la imagen al santuario en procesión, y al día siguiente, los labradores le dedican en él su acción de gracias.

Como la inmensa mayoría de exvotos en santuarios riojanos, han sido restaurados y están perfectamente documentados con una ficha informativa al costado inferior de cada ejemplar.

La ermita se puede visitar sin dificultad gracias a la presencia del ermitaño en el edificio adyacente.


Vista de 360º grados de la ermita:
 http://viewat.org/?i=en&id_pn=16539&sec=pn

Igualmente interesante es la colección, realmente singular y única en España, de oleos angelicales de la ermita. Alberga una colección de diez cuadros, cuya característica más representativa es que seis de ellos portan arcabuz, en lugar de la tradicional espada.

Aquí pueden encontrar un pequeño articulo dedicado a esta serie: Iconografía Inmaculista en la serie de los Ángeles conservada en la ermita de Allende en Ezcaray – Carla Marañón Prior”

 

Imágenes (pinche sobre las imágenes para verlas ampliadas):

 

Categorías generales

Nuevo libro de Didi-Huberman

Dirección de contacto:

ed.sanssoleil@gmail.com

Un proyecto del CEISS:

cabecera